Fotografía de David De Olalde.

Denise Despeyroux ofrece un taller para actores, directores, autores teatrales durante la 4ª edición de las residencias teatrales CREADOR.ES: “Dramatizar”. El plazo de inscripción para este workshop se cierra el 31 de junio de 2016.

“Carne viva”, más de 200 represetaciones y 18.000 espectadores.

Denise Despeyroux: “Diré solo que desde que tengo memoria he sentido una intensa pasión por el teatro y que tras muchos años de esfuerzo y aventuras he logrado dedicarme a esta profesión”.

Actriz, dramaturga, directora y escritora… ¿todo eso y mucho más?

Me describo como autora y directora de teatro. A veces he pensado en asumir yo misma alguno de los papeles de mis obras cuando me he visto ante la necesidad de sustituir a alguna actriz. En Carne viva me lo he planteado varias veces, ya que con nueve personajes y tanto tiempo de funciones es habitual la necesidad de reemplazos (ya tenemos un total de 18 actores que forman parte del elenco y se van alternando) pero el caso es que me he ido resistiendo. La última vez que participé como actriz en una de mis obras fue en 2007. Con todo, es posible que dentro de poco me decida a defender como actriz uno de mis textos.

Creo que has tenido una temporada muy buena en Madrid con varias obras en cartel, ¿no es así? 

Ha sido una temporada muy buena y muy intensa, sí. Han coincidido en el tiempo varias obras, no es que fueran escritas ni dirigidas de manera simultánea, pero por un conjunto de azares han coincidido en cartel. Dos de ellas no las dirijo yo, de hecho: La tentación de vivir, que se estuvo representando varios meses en Estudio 3 y otros cinco meses más en Los Luchana fue escrita por encargo de Agustín Bellusci y dirigida por él con un estupendo grupo de alumnos de Estudio 3; Iliria, inspirada en Noche de reyes, de algún modo también fue un encargo (o mejor dicho una propuesta) de mi amigo Juan Ceacero. La presentamos en la sala Kubik y este verano participaremos en el Off de Almagro y en el Festival Experimental de Teatro Clásico que se celebra en Nave 73 desde hace cuatro años.

Las otras cuatro obras que han coincidido sí han sido dirigidas por mí, pero en distintos periodos de tiempo:
Carne viva lleva en cartel tres temporadas y se despide precisamente este junio, con más de 200 funciones y más de 18.000 espectadores (números relevantes siendo el circuito Off).
Ternura negra (La pasión de María Estuardo) se estrenó en el festival Surge del año pasado y tuvo su temporada en Madrid en la sala Mirador el pasado mes de enero.
El más querido (Una catástrofe navideña), escrita en 2008 para un elenco argentino, se estrenó en los Luchana precisamente las Navidades pasadas, y es probable que la volvamos a tener en cartelera también en las próximas.
Por último, tuvimos las cinco semanas de Los dramáticos orígenes de las galaxias espirales, producida por el Centro Dramático Nacional. Adelanto que hay expectativas de gira con esta obra para el 2017, aunque habrá que sustituir a dos de las actrices, porque al no tratarse de una coproducción la gira no estaba prevista.

single-image
single-image

¿De qué proyecto te sientes más satisfecha?

Eso es muy difícil de responder. Creo que en cada proyecto hay distintos grados de satisfacción y/o frustración. Por un lado hay en juego cuestiones artísticas (qué te satisface más o menos como autora y directora) y por otro cuestiones que tienen que ver con la recepción de la propuesta y su proyección. En tercer lugar está también el viaje personal que una hace con el proyecto y sobre todo con las personas con quienes lo comparte. Así que la cuestión de la satisfacción tiene su complejidad o sus matices.

Con Carne viva, por ejemplo, siento que se ha cumplido un ciclo precioso, que la obra nos ha dado mucho, ha sido una experiencia muy rica y satisfactoria, sin fisuras, así que no me quedo con ganas de más.

Con la obra del CDN, en cambio, estoy muy feliz en un sentido artístico y con la recepción del espectáculo, pero siento que su ciclo natural no está agotado en las cinco semanas de exhibición. Ha sido un golpe tener que sustituir a dos de las actrices para poder continuar pero quiero poner la mirada y la ilusión en el futuro del proyecto con un nuevo elenco, y haré lo posible para que esté felizmente unido, que me parece una parte fundamental del trabajo que hay que hacer desde la dirección, más allá de que a veces la unión parezca darse de forma espontánea y otras veces sea más difícil.

En cuanto a Ternura negra y El más querido, las dos son obras con las que estoy muy contenta como autora, me gustan mucho, creo en ellas y deseo encontrar el marco de producción y de difusión adecuado para que se puedan seguir haciendo y cobren mayor visibilidad.

single-image
single-image
single-image
single-image

¿Ha sido el éxito de Carne Viva tu trampolín?

Yo no lo percibo así, me parece más bien que mi trabajo ha ido cobrando mayor visibilidad de manera lenta y esforzada, gracias a una suma de factores. Nada ha sucedido de repente, llevo muchos años trabajando en el teatro de forma muy tenaz, a veces con mucha alegría y otras veces con bastante desesperanza, siempre en condiciones de gran precariedad económica (con la notable y única excepción de la producción del CDN). Siento que la mayor gratitud se la debo a los actores, a menudo han sido ellos mismos los que me han buscado para implicarse conmigo en proyectos producidos de forma cooperativa. En este sentido, puede haber un antes y un después de Carne viva, pero en todo caso hubo también un antes y un después de La Realidad.

single-image

1

One thought on “Denise Despeyroux, 6 obras en cartel en 2016

*

  1. Pingback: Denise Despeyroux: workshop en CREADOR.ES 2016 - CREADOR.ES