Talento Creadores: Laura Rubio Galletero

Laura Rubio Galletero. Dramaturga, dramaturga, dramaturga. No porque sea lo único que sepa hacer (ese tópico estupendo) hago muchas otras cosas, desde subirme a un escenario a bailar, impartir clases o aceptar los empleos más precarios. Soy dramaturga en esencia y en acto. Darme ese nombre ha supuesto un acto ético en mi vida y una profunda transformación política, entendida como reivindicación de género y  colaborativa.

¿Desde dónde nace tu escritura, tus propuestas textuales? ¿Qué territorio(s) te gusta explorar?

Escribo para comunicarme. Me recuerdo como una niña terriblemente tímida con un libro en una mano y una libreta en la otra. Tímida fui y sigo siendo, por ello, la escritura permanece conmigo ayudándome a tender puentes hacia los demás. Intuyo que el teatro me llegó cuando necesité que estos puentes fueran más firmes. El paso de la narrativa al teatro fue tan natural como seguir caminando hasta alcanzar la escena. Mis propuestas nacen de la disonancia, algo se enciende de repente en la oscuridad diaria (una carencia, una injusticia, una mentira) y necesito convertirlo en palabra dramática para comprender y compartir.

Exploro lo inexacto y la ausencia, lo que no podemos decir y lo que queremos callar. Por eso mis textos están habitados por mujeres, por locos, por gentes distintas con mucho por contar.

Tu propuesta “Mi agravio mudó mi ser” parte de textos de Ana Caro Mallén, Sor Juana, Alejandra Pizarnik, María de Zayas, Gloria Fuertes. ¿Qué has encontrado en ellas que está en ti? ¿Cómo ha madurado tu escritura en esta búsqueda?

“Mi agravio mudó mi ser” recoge la fábula de “Valor, agravio y mujer” de la dramaturga barroca Ana Caro, en donde Leonor parte de Sevilla a Flandes para vengarse del agravio de Don Juan, dispuesta a matarlo pero preguntándose por una alternativa de vida. Yo también me he convertido de alguna forma en Leonor, porque su pregunta es mía también. Si rechazamos lo que se espera para nosotras, las mujeres, ¿qué opciones tenemos? ¿Cuánto tiempo podemos mantenernos al margen de lo “políticamente correcto”?

El reto ha sido múltiple: por una parte la selección de materiales, quise emplear principalmente voces de escritoras desde el Siglo XVI en adelante, y el proceso de documentación fue agotador y dificultoso porque pese a que nos suenen sus nombres, no contamos con ellas en nuestro imaginario cultural, son invisibles. Luego, el manejo y reescritura del verso tan ajeno a nuestras formas, intercalarlo además con prosa, poesía y danza desde lo dramático, y por último,  afrontar mi yo presente como mujer y autora en estos tiempos de desconcierto emocional. Encontrar en sus voces lo que ya respira en mí, me ha ayudado a fortalecer mi propia voz y madurar en las palabras.

¿Existe alguna obra propia o ajena de la que, actualmente, te sientas más cercana, y por qué? ¿Alguna obra?

Han sido unos meses muy prolíficos, en los que he escrito tres obras largas (dos de ellas en verso) y tres piezas breves. Todas comparten el protagonismo femenino. Ha sido mi personal apuesta en lo que creo: la presencia activa de las mujeres en escena y tras la escena.

Cuesta elegir, ya que forman parte de quien soy actualmente pero quiero destacar una de ellas “El techo de cristal. Anne & Sylvia” una comedia negra, negrísima, con tres personajes de excepción: Anne Sexton, Sylvia Plath y Ted Hughes. Como su título sugiere, partiendo del vínculo entre las poetas Anne y Sylvia he querido explorar el miedo al éxito y la inevitable dualidad vida profesional- vida personal para las mujeres, con todo el sacrificio que conlleva. De nuevo, la palabra y el cuerpo (como única realidad para evitar la muerte) conectan con la raíz de mi escritura.

Además, estamos en proceso de ensayos a las órdenes de Cecilia Geijo con La Pitbull Teatro, para estrenar como tarde, en Septiembre.

Uno de los textos que desarrollaste en Creadores, “Los perros no van al cielo” se pudo oír en el ciclo de lecturas dramatizadas que organizó SGAE ¿Cómo fue la experiencia de la lectura? ¿Y anteriormente, qué sensaciones te llevaste de la escritura en el taller con Matías Feldman?

La experiencia de “Los perros…” fue increíble. Los textos dramáticos nacen para ser encarnados y pese a tratarse de una lectura, fue planteada desde el principio como un hecho teatral que llevó al equipo a aportar más allá del papel. La apuesta por Leticia Hernández como actriz Down, pero sobre todo como una más en un elenco profesional nos conectó a todos con la esencia del oficio: disciplina y generosidad. Fue un reto que nos mantuvo a la escucha y creo que por eso, funcionó tan bien. Tanto que nos podéis ver de nuevo, con una propuesta escénica distinta el día 28 de Mayo a las 20.30 dentro del Ciclo “Una mirada Diferente” en el Centro Dramático Nacional (CDN). Recuperaremos parte del texto original (adaptado para la lectura de Septiembre) y añadimos nuevos intérpretes sin perder nuestro objetivo: preguntarnos por la libertad sexual de las mujeres Down.

El taller con Matías fue un regalo. Llegó en un momento de mi carrera en la que estaba saliendo del eterno páramo del “soy alumna” donde me preguntaba por mi voz. Matías, de alguna forma, recibió esas inquietudes, las zarandeó y me puso a escribir. Así, sin dudas, escribe para ser. Trajo su método, su experiencia como creador en activo y su mirada libre de prejuicios. Lo recuerdo como una de las vivencias más hermosas de mi vida donde descubrí que no hay que tener miedo a nada, ni siquiera a uno mismo.

Como antigua alumna de Creador.es, ¿Qué crees que aporta Creador.es a la formación del creador/a, dramaturgo/a, actriz-actor? ¿Qué te aportó a ti? ¿Qué te llevaste de tu paso por Creador.es?

CREADOR.ES te incita a vivir el teatro. Más allá de que te etiquetes de dramaturga, actriz o directora, te convierte en parte de la creación con mil posibilidades expresivas y de investigación. Me aportó entusiasmo y me devolvió la esperanza en hacer teatro desde una posición de creadora aun siendo alumna. Me llevé más ganas de seguir escribiendo, me dio nuevos recursos para ello y contactos maravillosos con algunas personas que admiro profesional y personalmente, como la propia organización de Creador.es.

Mi agravio mudó mi ser” estará para empezar, en el espacio de La Escuela de Creación Escénica, los viernes a las 21.30, sábados 20.30  y domingos a las 19 de Mayo (2016).

single-image

“Los perros no van al cielo” de la Compañía de Creación Escénica, estará el 28 de Mayo a las 20.30 en la Sala Valle Inclán.

WORKSHOP DE DENISE DESPEYROUX
single-image

Fin del plazo de inscripción: 30 de junio (inclusive).
Workshop especialmente dirigido a actores.

0

*